Etiquetas

, , , ,

“Con la conciencia tranquila voy al sacrificio, sin explicarme ese voto unánime de los generales de Marina que significa la desaprobación y censura de mis opiniones, lo cual implica la necesidad de que cualquiera de ellos me hubiera relevado” Almirante Cervera al Ministro de Marina Segismundo Bermejo, 2 de Julio de 1898.

 

Con esta palabras el almirante de la flota española en Cuba afrontaba su destino, y con él, el de los últimos resquicios de lo que antaño constituyo el imperio en el que no se ponía el sol. Y es que en julio de 1898, negros nubarrones planeaban sobre la última plaza imperial que España poseía: Cuba. Allí, en la bahía de Santiago, el 3 de Julio, la flota española fue destruida por una armada estadounidense que le superaba en absolutamente todo. Con ella, se ponía fin a la aventura imperial española.

La batalla acabó con cerca de 370 marineros españoles muertos y con 6 baros hundidos, que yacerían por siempre bajo las aguas frente a las costas de Santiago de Cuba.

span-war-map-4

Y este será el espacio que ocupará lo que hoy en día se conoce como Parque Arqueológico del Patrimonio Cultural y Natural Subacuático Batalla Naval de Santiago de Cuba, que ha sido declarado Monumento nacional el 3 de Julio de 2015.

Este parque ocupa una franja costera de cerca de 120 kilómetros de longitud abarcando todo el espacio donde tuvo lugar la batalla. Por tanto, es la zona en donde podemos encontrarnos los restos de todos aquellos barcos que fueron hundidos durante la contienda aquel 3 de julio. Presenta seis yacimientos principales, donde se conservan los restos de los cazatorpederos españoles Plutón y Furor, del crucero acorazado Almirante Oquendo, el crucero Vizcaya y Cristóbal Colón, así como el del USS Merrimac estadounidense. Todo ellos reposan en 7 sitios arqueológicos como son la playa Sibormy, las Cuatro Bocas, la playa Mar Verde, la ensenada Juan González o Aserradero y playa La Mula.

La declaración como monumento nacional coincidió con la celebración del Simposio de actividades Subacuáticas Simposub 2015. Se trató de una decisión que venia avalada por una investigación de más de 40 años y de innumerables inmersiones que acabaron por sacar a la luz el increíble patrimonio que descansaba bajo las costas cubanas. Con ello nació la necesidad de poner en valor estos vestigios históricos que servirían, además, para reforzar unos lazos históricos entre Cuba y España. Vicente González, encargado principal de la conservación e investigación del patrimonio sumergido de la zona, señaló la inmensa labor llevada a cabo por un equipo multidisciplinar de historiadores, buzos, arqueólogos, biólogos, investigadores y otros especialistas para sacar adelante un expediente majestuoso sobre la riqueza patrimonial de la zona.

pecio-flota-espanola

Restos de los barcos españoles hundidos

La particularidad de este “museo” subacuático, ha hecho que los resto se conviertan en una atracción turística de primer orden para la isla, que no a tardado en sacarle provecho, epro siempre desde un punto de vista conservador, sin caer en una explotación masiva que llegase a poner en riesgo la conservación de los bienes.

Asi surge uno de los proyectos más ambiciosos en Cuba llevado adelante por la agencia cubana de turismo con el fin de incentivar el cada vez mayor turismo de buceo que acoge la isla. Se trata del proyecto “Una inmersión en la historia”, por el que se permitirá a grupos de 20 buceadores visitar los pecios de los barcos hundidos en la bahía. Además de la santiagodecuba_3inmersiones a este patrimonio, el proyecto lleva aparejado una serie de excursiones que recrean el recorrido llevado a cabo por las tropas estadounidenses que desembarcaron en las costas. Y todo esto se completa con diversas charlas y conferencias impartidas por historiadores a aquellos que se van a sumergir con el fin de informar y contextualizar todo aquello que se va a contemplar.

Sin duda y a tenor de los expuesto, podemos comprobar que nos encontramos ante un proyecto fantástico y novedoso de puesta en valor y de difusión del patrimonio subacuático, sobre todo si lo relacionamos con uno de los hecho más significativos de la historia contemporánea española.

Anuncios