Etiquetas

, , , , ,

En estos días en los que el tema del descubrimiento del galeón San José y la polémica generada tanto por la propiedad del mismo como la explotación de su carga están todavía en los medios de comunicación, me parece oportuno realizar una serie de entradas donde analizar el cargamento de la fragata estrella de nuestro blog.

Y es que lo que se ha querido (y se quiere) tratar como un bien comercial, casi como elemento de mercadeo, no deja de ser un elemento clave y fundamental de un patrimonio cultural que tendría que estar al servicio de toda la sociedad. Por ello, en el caso que a nosotros nos incumbe, el de la fragata Mercedes, la recuperación del cargamento que fue expoliado por Odyssey, se ha convertido en objeto de exposición, de estudio y de puesta en valor del patrimonio subacuático español.

Pero, ¿de que materiales estamos hablando entonces?. Para el caso de la Mercedes, existe una relación prácticamente exacta de la carga con la que se puso a la mar, gracias a los documentos conservados en el Archivo de Indias y que recogían un registro de la carga que se transportaba.

Mercedes1_mini1

Estado con resumen de la carga de la Mercedes. Archivo General de Indias. Lima. 1804, 1440, nº 25, fol. 756.

La fragata Mercedes albergó en sus bodegas casi dos millones de pesos entre monedas (972.480 pesos amonedados de los cuales 5809 eran de oro) y pasta de plata y oro (950. 621 en pasta de plata y 415 castellanos de oro), una importante parte de los dos millones setecientos mil pesos en monedas y otros dos millones seiscientos mil en pasta de plata y oro que transportaba el convoy del que formaba parte. Con estos datos, podemos establecer sin ningún género de dudas que las monedas son una parte fundamental del cargamento rescatado, siendo prácticamente el valor clave extraído del fondo del mar, por un volumen ingente que llegaba hasta las aproximadamente 600.000 monedas.

Todas estas monedas, estaban repartidas en dos partes: una partida dirigida a la Corona y otra que correspondía a los valores de particulares. De las casi 600.000 monedas, existe una mayoría clara de monedas de plata frente a las de oro, presentando 578.000 monedas de plata y solo 212 de oro. Estas monedas, además, aparecían acuñadas en los formatos más típicos del sistema monetario español, como podían ser los reales de a ocho de plata o las piezas de ocho escudos de oro, con el busto de Carlos IV y habiendo sido extraídas en su mayoría de las minas del virreinato Lima.[1]

ocho escudos oro

Moneda de 8 escudos de oro

ocho reales plata

Moneda de 8 reales de plata

Para poder ver la relación de monedas extraídas de la fragata, así como sus datos y características, se puede hacer aquí.

La importancia del yacimiento monetario de las Mercedes radica en dos partes: por una parte tenemos la cantidad ingente de monedas, que hicieron de estas una colección imprescindible del patrimonio cultural español, y que impulsó el emprender las acciones legales que acabaron en el litigio contra Odyssey; y segundo porque este espectacular bagaje, nos sitúa en un lugar privilegiado para el estudio cultural e histórico de un periodo fundamental de la historia contemporánea de nuestro país.

Tal es así, que hoy día, la colección de monedas rescatadas de La Mercedes, supone uno de los elementos clave en la difusión del patrimonio subacuático español, siendo un punto clave de las muestras que se llevan a cabo en ARQUA y en otros lugares como el Museo Naval de Madrid.

 

Tesoro-de-la-fragata-Nuestra-Senora-de-las-Mercedes

Expositor con monedas de la fragata Mercedes en el Museo Naval de Madrid.

Después de esto, la lección que podemos sacar, a la vista de lo que esta aconteciendo en aguas colombianas en estos días, es que la carga que transportaban estos barcos malogrados hace siglos, debe cumplir con una función didáctica y cultural, salvaguardándolo de intereses comerciales y de una utilización contraproducente en relación a lo que intrínsecamente significa la idea de patrimonio cultural, de que esté al servicio y alcance de toda la sociedad. La exposición, el estudio y la puesta en valor y difusión debería ser el fin último que se dé no solo a las monedas, sino a cualquier vestigio que se encuentre en los yacimientos subacuáticos.

Sin embargo, la fragata no solo transportaba material monetario o caudales, sino que cobijaba en sus entrañas otros objetos más cotidianos relacionados con la vida y cultura marinera de finales del siglo XVIII e inicios del XIX, pero esa es una historia que continuaremos en una segunda parte dentro de unos días.

 

¡¡¡¡Feliz Navidad y hasta la próxima!!!!

 

 

[1] http://www.mecd.gob.es/fragatamercedes/bienes-culturales/material-numismatico.html

Anuncios