Etiquetas

, ,

Buenos días a todos.

Hoy nos despertamos con la noticia del hallazgo del galeón español San José frente a las costas de Colombia. Esta embarcación, joya de la Armada española, fue hundida en 1708 por barcos británicos cuando se dirigía a España cargada con una cantidad ingente de oro y plata procedentes del virreinato de Peru.

galeones.jpg

Y como no podía ser de otro modo, la polémica ha surgido de manera casi inmediata. La nueva ley de patrimonio colombiana permite la enajenación de los bienes culturales recuperados del fondo del mar y la utilización de empresas de cazatesoros para realizar el trabajo (a las que se pagaría en especie), pudiéndose vender estas piezas en el mercado. Todo esto supone una comercialización del patrimonio que la UNESCO prohibe y que va en contra de la propia definición de patrimonio cultural. Así que parece probable que el caso del San José quede marcado por esta situación, más si cabe cuando se estima que la fortuna que transportaba en sus bodegas estaría valorada en cerca de 5.000 millones de dolares.

Pero además de esto, hay otro punto clave en el proceso, y es que aunque el gobierno colombiano haya determinado que el galeón es patrimonio colombiano, el San José era un buque de Estado perteneciente a la Armada Real española. Esto, basicamente significa que el navío pertenece a España por la imprescriptibilidad de la categoria de buque de Estado por el mero paso del tiempo, y que resulta imposible la separación de la carga del propio barco. Atendiendo a estos elementos reflejados en el derecho internacional, en la Convención de la UNESCO de 2001 sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuatico o en el Proyecto de Ley de Navegación Maritima española, podemos vislumbrar un lio bastante interesante respecto a este descubrimiento. Y es que ya en el caso de la Mercedes, de la Galga y el Juno supusieron elementos clave en el caso jurídico que se desarrolló.

Así pues, la polémica está servida con este descubrimiento, por lo que esperaremos acontecimientos para ver como se desarrolla el tema del San José. Estaremos al tanto de si la comercialización y los intereses económicos prevalecen sobre los científicos y culturales.

 

 

Anuncios